Archivo de la etiqueta: Arte religioso

Capilla de Nuestra Señora de los Siete Dolores, Nôtre Dame de París (2)

image

La Capilla de los Sietes dolores fue construida entre 1163 y 1182. A la izquierda está la estatuta de Albert de Gondi (1522-1602), Duque de Retz, fue mariscal de Francia. Se trata de la Capilla donde se guarda el Sagrario de la Catedral. Se trata de una de las capillas absidiales, la que se encuentra justo en la parte posterior del Altar Mayor de la Catedral.
Sigue leyendo

Anuncios

Hôtel des Invalides, Catedral real o “du Dôme”

image

Église du Dôme. Hôtel des Invalides. París. Francia.

la iglesia de los Inválidos fue construida con posterioridad a los edificios principales, debido a la insatisfacción del rey Luis XIV con la primera propuesta presentada por el arquitecto Libéral Bruant. Luis XIV deseaba una construcción que permitiera la asistencia a la misma misa de los soldados y del propio rey, pero sin que el soberano tuviera que mezclarse con los soldados. Finalmente, Jules Hardouin-Mansart dio solución al problema dividiendo el proyecto original de templo en dos iglesias separadas, aunque dotadas de continuidad arquitectónica: la iglesia Saint-Louis-des-Invalides, llamada “iglesia de los soldados”; y la iglesia del Domo (Église du Dôme), para la oración del monarca y la realeza.

Al otro lado del cristal se encuentra la Catedral de San Luis de los Inválidos, cuya panorámica general ya ha sido mostrada en este blog y cuyo enlace se encuentra al final de este post. Es ese cristal el que comunica ambas iglesias.

Anteriores posts del Hospital de los Inválidos:
Hôtel des Invalides.
Catedral de San Luis de los Inválidos.

Iglesia de St Sulpice (1)

image

No se sabe desde cuándo hay una iglesia en el emplazamiento actual del edificio, pero sí es cierto que en 1156 se dio, por el Papa, a los curas de Saint-Germain-des-Près la plena jurisdicción temporal y espiritual sobre las Iglesias de San Pedro y San Martín de la Cebada y del Oratorio de San Juan Bautista. Es en ese momento cuando se va a iniciar la organización de la primera parroquia que figura en ese emplazamiento. En 1180 se dedica la primera parroquia a San Sulpicio el Piadoso, Arzobispo de Bourges.

En el siglo XVI se comienza la nueva iglesia, que continúa durante los siglos siguientes, con el apoyo de la monarquía, en especial de Ana de Austria. Los primeros planos son del arquitecto Gamard, pero su construcción, como consecuencia del crecimiento de los barrios adyacentes, pronto se queda pequeña. Sin embargo, un problema entre el cura Olier y Gamard, apoyado este último por el Príncipe de Condé, a la sazón Regente de Francia, en relación al montante del costo del seminario adyacente y de la ampliación, retrasa los trabajos.

Al final se aprueba el presupuesto en 1645, reanudándose de inmediato los trabajos que se volvieron a interrumpir como consecuencia de la Fronda.

Templo de Debod, Madrid

image

El Templo de Debod constituye uno de los tesoros artísticos de Madrid, donado por el gobierno egipcio a España, tras la ayuda prestada durante la construcción de la presa de Asuán:

“Según sostiene la Real Academia de la Historia, el templo fue fundado en la Baja Nubia -región atravesada por el río Nilo entre Asuán, en Egipto, y Jartum, en Sudán- 200 años antes de Cristo. El monumento, que fue ordenado construir por el rey kushita Adijalamani de Meroe, estaba dedicado al dios Amón de Debod, «padre de todos los vientos», y a Isis de Filé, «diosa de la maternidad». Posteriormente, fue embellecido y reformado por los faraones de la dinastía ptolemaica.

En el año 30 a. C. Roma conquistó Egipto tras la victoria de Octavio Augusto sobre Marco Antonio y Cleopatra. El emperador Augusto añadió al santuario un «mammisi» o «capilla donde nacen los dioses», y más adelante el Imperio romano continuó la ampliación y renovación del edificio hasta que en el 635 d. C. se puso fin al culto pagano en la Baja Nubia. El templo fue clausurado y abandonado, y Occidente se olvidó de Egipto y de Nubia hasta el siglo XIX. Para entonces, nómadas, cristianos y musulmanes ya habrían pasado por el santuario.”

Catedral de San Luis de los Inválidos

image

Pertenece al edificio llamado comúnmente “Les Invalides“, construido por Luis XIV para cuidar a los soldados heridos en campaña o que hubiesen contraído cualquier enfermedad durante las operaciones militares. Al otro lado del cristal del fondo está la capilla real donde a día de hoy está enterrado Napoleón, así como varios miembros de su familia (José Bonaparte por ejemplo) y otros militares franceses considerados como héroes (por ejemplo, Turner,  héroe de la Guerra de los Treinta Años) o el mariscal Joffre.
Se intentaba con esa distribución  que Luis XIV y los soldados pudieran oír misa a la vez, pero sin tener que entrar por la misma puerta.
El edificio es obra de Hardouin-Mansart, el mismo que realizó la segunda fase de Versalles.

Jesús baja del pretorio, por Gustavo Doré

image

Este cuadro pertenece al Museo de Bellas Artes de Nantes, aunque se encuentra cedido temporalmente al Museo de Orsay, París.

El autor, más conocido por su faceta como grabador (Don Quijote, la Biblia o Fausto -Goethe-), me sorprendió con este magnífico cuadro en el que destaca el juego de luces y, sobre todo, el tratamiento psicológico de los personajes. A destacar, por supuesto, la figura de Cristo, que baja, ya condenado a la crucifixión y coronado de espinas, por las escaleras para coger la cruz que le espera al pie de las escaleras; en segundo lugar, la de Judas (el único que mira al espectador a la izquierda del cuadro) y la Virgen, cuyo retrato se encuentra a la derecha del cuadro y abajo. Al fondo del cuadro y todavía en el pretorio, puede verse a lo lejos a Poncio Pilato y a los jefes judíos.

En otros posts, pondré detalles más concretos del magnífico cuadro fotografiado.

La Capilla del Espíritu Santo

image

Se trata de una Capilla que se abre a la fabulosa Sacristía de las Cabezas de la Catedral de Sigüenza. En esta entrada, nos fijaremos en la verja de entrada a dicha Capilla.

“La Capilla del Espíritu Santo se abre, a la sacristía de las Cabezas, por medio de una portada, muy ornamentada, con arco de medio punto y reja bellísima, de hierro forjado, obra de Hernando de Arenas (1561), que no hizo la traza, sino que trabajó según dibujo ajeno, del famoso Xaimete o Xamete, que vivía en Cuenca y hacía dibujos por encargo para altares y monumentos. Es muy probable que no fuera esta la única traza que Xaimete dibujara a Arenas, ya que existe gran semejanza entre esta reja y la de la capilla de la Asunción de la catedral conquense, por lo cual debe ser aproximadamente de la misma época”.