Archivo de la categoría: Pintura

La educación de Carlos Quinto: una lectura de Erasmo, de Charles Hamman

 

image

Este cuadro, que forma parte de la corriente historicista del Siglo XIX, se encuentra en el Museo de Orsay, París.

Más información: Carlos V (pdf). En el último epígrafe se habla sobre la educación europeísta, aunque utópica, que recibió, de donde nace su concepto de la Universitas Christiana, que consideraba era el objeto de su reinado. Dicho concepto se basaba en el de Erasmo de la “concordia entre los príncipes cristianos“, siendo partidario de la convocatoria de un concilio, al que no sólo fueran los católicos, si no también los reformistas, incluido Lutero.

Es posible, sin embargo, que fuera menos culto que su infeliz madre, aunque sí es cierto que conoció más idiomas que su hijo, Felipe II, que se desenvolvía mal en otros idiomas.

Anuncios

El Rey gobierna por sí mismo (detalle)

image

Es uno de los frescos que adorna el techo de la Galería de los Espejos de Versalles, obra de Charles Le Brun, considerado el principal realizado según diversos autores. En el centro, se ve a Luis XIV idealizado manejando el timón del Estado, mientras a su izquierda la diosa Atenea le muestra un espejo de forma que vea la realidad y, por tanto, sea prudente.
Delante del Rey, hay unos amorcillos que representan las artes.

Jesús baja del pretorio, por Gustavo Doré

image

Este cuadro pertenece al Museo de Bellas Artes de Nantes, aunque se encuentra cedido temporalmente al Museo de Orsay, París.

El autor, más conocido por su faceta como grabador (Don Quijote, la Biblia o Fausto -Goethe-), me sorprendió con este magnífico cuadro en el que destaca el juego de luces y, sobre todo, el tratamiento psicológico de los personajes. A destacar, por supuesto, la figura de Cristo, que baja, ya condenado a la crucifixión y coronado de espinas, por las escaleras para coger la cruz que le espera al pie de las escaleras; en segundo lugar, la de Judas (el único que mira al espectador a la izquierda del cuadro) y la Virgen, cuyo retrato se encuentra a la derecha del cuadro y abajo. Al fondo del cuadro y todavía en el pretorio, puede verse a lo lejos a Poncio Pilato y a los jefes judíos.

En otros posts, pondré detalles más concretos del magnífico cuadro fotografiado.

El rey menor inglés Eduardo V y su hermano el Duque de York, de Paul Delaroche

image

El rey Eduardo V de Inglaterra y su hermano el Duque de York, de Paul Delaroche, Museo del Louvre. París.
Este cuadro fue presentado al salón de 1831.
La historia detrás del cuadro es simple pero trágica y aún hoy misteriosa. El rey Eduardo V, menor, fue encerrado por su tío, el futuro Ricardo III, duque de Gloucester, en la Torre de Londres, donde pronto lo acompañaría su hermano, el duque de York, de sólo 9 años.
Con los niños en su posesión, Glocester procedió a maniobrar para declararles bastardos,  por el matrimonio anterior de su padre con Leonor Talbot, acusando pues al difunto rey de bígamo. 
Una vez conseguido esto, nunca más se volvió a saber de los pequeños porque se prohibió a la madre, Isabel Woodwile, el acceso a su cárcel.
Sin embargo, en 1674, unos trabajadores cuando hacían reformas en la Torre de Londres, encontraron dos esqueletos de niños o niñas. Al considerarse que eran los infantes, muertos de manera poco clara (como poco), se procedió a darles sepultura real.